El Cabezo del Agua Salada: Un tesoro cultural

Los orígenes de la ciudad de Alcantarilla tienen su fundamento en tres aspectos fundamentales de nuestro territorio: la fertilidad de su tierras, el nudo de comunicaciones o pasos naturales que la recorre, así como la presencia de los cursos del río Segura y su afluente Guadalentín. Fruto de estas características nos ha quedado la impronta del paso de las culturas neolíticas, íberas, romanas o musulmanas en nuestros principales yacimientos arqueológicos.
Dentro de nuestro término municipal, dos son las zonas que destacan en cuanto a presencia de este tipo de yacimientos: a) Zona comprendida entre el Huerto de los Frailes y límite con Javalí Nuevo, donde destaca el Cabezo del Agua Salada, y b) la comprendida entre las calles Mayor, San Sebastián, Hurtado Lorente y Avd. Santa Ana, destacando la conocida como zona de Cayitas y proximidades.

El Cabezo del Agua Salada

El Cabezo del Agua Salada es el gran desconocido para un gran número de nuestros vecinos, ya que no es un cabezo de terreno cualquiera. Ubicado en el paraje conocido como El Soto, justo enfrente de nuestro Museo Etnológico de la Huerta, se trata de un pequeño cerro aterrazado, el cual se eleva unos 6 metros sobre la llanura aluvial que lo circunda. Algo importantísimo de destacar, y que para nada debe de pasarse por alto es que debido a su posición estratégica y altitud, sobre él ha existido siempre un poblamiento continuo, es decir ha estado habitado desde la antigüedad hasta nuestras fechas de forma ininterrumpida.

a1
Presenta unas dimensiones aproximadas de unos 5.000 m², por lo que se estima que sobre él se levantó un destacado “oppidum” o poblado fortificado íbero ya en el s. VI a. C. Este surgió de los primeros contactos entre sus habitantes indígenas con los recién llegados pueblos colonizadores mediterráneos: fenicios, griegos y cartagineses. Prueba de estos contactos y de los posteriores trueques que se establecían es nuestra jarrita ática que hoy disfrutamos temporalmente en Alcantarilla: el Oinochoe.
Con posterioridad, en el s. III a. C llegarían hasta estas tierras los nuevos dueños de occidente: los romanos. Estos, de una forma relativamente rápida y sencilla, absorberían al pueblo íbero, iniciándose la romanización, y con ello un nuevo tipo de asentamientos: las villas romanas, que junto algún pequeño destacamento militar se ubicarían en la zona circundante a las faldas del Cabezo del Agua Salada.
Estas afirmaciones son fácilmente demostrables gracias a la masiva presencia de vestigios arqueológicos de ambas culturas sobre el Cabezo y Paraje del Agua Salada así como en el conocido Huerto de los Canales, terreno sobre el cual se alza el Acueducto de la Noria, en el paraje de la Cañá.

Principales hallazgos

A principios de los años 80 del siglo pasado, formando parte de los muros de aterrazamiento y contención de los taludes del Cabezo, fueron hallados un gran número de fragmentos cerámicos, así como otros pétreos de tipo escultórico y arquitectónico, todos ellos ricamente decorados, que bien podrían formar parte de monumentos funerarios ibéricos conocidos como “pilares-estela”. Ello motivó que rápidamente desde la Universidad de Murcia se impulsará una primera pequeña excavación de urgencia, donde participaría lo más granado de nuestros arqueólogos como García Cano, Iniesta Sanmartín o Serrano Várez y gracias a la cual se ratificarían la presencia de estructuras de habitación o viviendas, así como la posible existencia de una necrópolis o zona de enterramiento cercana. Posteriormente, en 1992 se llevó a cabo una segunda intervención, esta vez por el arqueólogo Manuel López Campuzano en el colindante Huerto de los Canales, donde practicó 4 sondeos y en los que apareció una secuencia estratigráfica (cronológica) y materiales semejantes a la que se había obtenido anteriormente a comienzos de los 80. Entre estos últimos destacarían monedas, agujas, anillos con cabujón, pesas de telar, restos de ánforas, etc.

Manantial de Agua Salada

Otro elemento que nos identifica la importancia del Cabezo del Agua Salada, y su relación con el mundo íbero y romano, es la existencia en su ladera norte, de un pequeño manantial del cual hasta hace pocos años brotaba agua de tipo salada, la cual contenía propiedades terapéuticas.

Imagen Cabezo Agua Salada
Vista aérea del Cabezo del Agua Salada situado entre el Paraje del gua Salada y la Noria de Alcantarilla

Entre estas culturas siempre se ha destacado la importancia del significado del agua como elemento religioso y purificador, siendo su presencia fundamental para la edificación o no, de sus lugares de culto o templos. Otro ejemplo de esto, lo podemos encontrar a escasos kilómetros de Alcantarilla, en el conocido como Convento Antoniano de La Luz, en el Paraje del Verdolay-Murcia, construido en una rica zona, cuya una de sus características principales es la presencia de fuentes y manantiales, y donde está documentado la presencia de un santuario íbero, y cuya parte sus restos hallados son similares a los encontrados en el Cabezo.

Elementos objetivos que hacen necesario su adquisición municipal.

El Cabezo del Agua Salada, no es a día de hoy un tesoro económico. Sus dueños particulares deben olvidarse de verlo como una posible oportunidad para realizar algún tipo de negocio, al tratarse de un suelo con protección de tipo arqueológico por nuestro PGOM. Pero sin embargo, ¡Sí es nuestro gran tesoro cultural! El primer paso a ejercer por nuestro Ayuntamiento es su urgente y necesaria adquisición, ya que las intervenciones allí realizadas hasta ahora, nos muestran que estamos a falta de poder llevar a cabo la necesaria y definitiva excavación arqueológica que saque a la luz, esa parte de la Historia de Alcantarilla que hasta ahora desconocemos. Estas incógnitas nos fragmenta la verdadera interpretación de lo ocurrido en su territorio, desde la antigüedad hasta nuestros días.
Si observamos el entorno territorial de Alcantarilla, comprobamos que abundan los yacimientos de mayor o menor importancia, pero de características topográficas similares al Cabezo del Aguar Salada, y cuyos estudios ya han arrojado unos excepcionales resultados: La Alberca, El Palmar, Santa Catalina, Santo Ángel, Verdolay, Algezares, Monteagudo, Alguazas, Los Garres, Cobatillas, La Ñora, Contraparada, Espinardo, Churra, Librilla, Alhama, Fortuna, Archena, Blanca, Mula, etc. Algunos han proporcionado esculturas similares a las aquí halladas: La Luz, Cabecico del Tesoro, Alguazas, Cigarralejo, Cabezo del Tío Pio, Blanca, etc. La elevada densidad de ocupación humana de la huerta de Murcia en la actualidad, vemos que ha sido una constante a lo largo de la Historia.
Para algunos lo aquí escrito no será ningún secreto. Para otros será un bonito descubrimiento. Pero lo verdaderamente importante es que todos seamos conscientes de que nuestro Cabezo nos está esperando. Está esperando que pase a manos de todos por fin y de una vez por todas, como tantas veces se ha planteado por el aquí firmante y otros muchos antes. Seamos conscientes de la riqueza que alberga la zona. Ahora pienso en un Cabezo del Agua Salada puesto en valor y siendo rodeado por su paraje natura, así como por el río Segura, nuestro Museo Etnológico de la Huerta, la Rueda y su Acueducto, el Puente de las Pilas, el Acueducto de las Zorreras y el yacimiento del Huerto de los Canales. Seamos conscientes de la maravilla cultural de tipo arqueológico, hidráulico y etnográfico-costumbrista que albergamos en unos escasos metros a la redonda, cuyo epicentro sería nuestro Cabezo, nuestro más preciado tesoro.

 Desde el Área de Historia y Patrimonio de la Asociación Histórico Cultural Legado se solicitó el pasado día 10 de agosto a la Dirección General de Bienes Culturales de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia  la catalogación como “BIEN DE INTERÉS CULTURAL” del Cabezo del Agua Salada, debido a su interés etnográfico y arqueológico, incluyendo la protección del antiguo manantial de Agua Salada y de la Ermita de la Virgen de la Salud.

El día 4 de octubre fue comunicado desde el Servicio de Patrimonio Histórico de la Comunidad Autónoma que la solicitud de la Asociación Legado ha tenido entrada y  a partir de esa fecha comienza la fase de estudio y valoración para su catalogación.

 

Artículo publicado por:

Alejo Garcia Almagro

Historiador y Arqueólogo

 

Artículo patrocinado por Funeraria La Merced

a1

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s