Murcia&Trementina | Navarro Menchón:

navarro menchon

MAZARRÓN, AYER Y HOY

La Bahia de Mazarrón ha sido habitada desde muy antiguo, gracias a sus ricos recursos y a sus características geográficas, como así lo certifican el hallazgo del yacimiento Argarico de Ifre Pastrana (edad del bronce) y los dos barcos fenicios del siglo VII a.c. hallados en la playa de la Isla, considerados los más antiguos del Mediterráneo. Ya desde entonces, había una fuerte actividad ligada a la minería, la agricultura y el comercio. Esta actividad se acentuó bajo el dominio del Imperio Romano de Occidente, incorporándose la pesca y el salazón a la rica actividad de la zona, pero con la caída de este, las invasiones barbaras primero y los cruentos pillajes berberiscos después, vivir cerca de la costa se convirtió en algo extremadamente peligroso. Durante la ocupación musulmana se crearon poblados y alquerías más o menos fortificadas, cercanas a castillos como los de Ujejar y La Majada. Posteriormente, en los siglos XV y XVI, dependiente del Concejo de Lorca, se fue creando el núcleo poblacional “Casas de los Alumbres de Almazarrón”, en el que se levantaron el Castillo de Los Vélez y la Casa Fuerte del Marqués de Villena. En el año 1 462 Enrique IV había concedido la explotación de las minas al Marqués de Villena, quien a su vez cedió la mitad de sus derechos al Adelantado Mayor del Reino de Murcia, el Marques de los Velez. Aunque las minas de mazaron ya habían sido explotadas por cartaginéses, romanos, visigodos y bizantinos, el descubrimiento del Alumbre en la segunda mitad del siglo XV le da un nuevo impulso. El Alumbre, un sulfato de alúmina y potasio utilizado para fijar los colores en la industria textil, la elaboración del vidrio y medicina, fue muy demandado en un principio, aunque luego y por diversas causas fue perdiendo demanda. El castillo tenia una pequeña guarnición para defender la costa y sobre todo a los trabajadores de la minas de los ataques berberiscos que aunque mas esporádicos no cejaban en su crueldad. Estamos hablando de lo que hoy conocemos coloquialmente como Mazarrón “pueblo”.

playa mazarron80x54
Playas de Mazarrón | Óleo sobre lienzo | Navarro Menchón

Pero todo pasa y los tiempos cambian, y nos plantamos en el siglo XIX, donde una vez una vez superado todo esto se produce una nueva apertura al mar sobrevenida entre otros por un nuevo e inesperado fenómeno social, el turismo de playa.
Nos encontramos que en 1 856, el alcalde y regidores aprueban una medida cautelar en defensa del naciente turismo playero. “Las protestas formuladas ante la Junta de Sanidad por algunos bañistas en el verano de 1 856, llevaron a pleno ordinario el enojoso asunto de dos cocederos de esparto que había en las playas de “La Isla” y “Junta de los Mares”. (el esparto ha sido otra de las “industrias” de Mazarrón). “La Corporación, teniendo en cuenta la proximidad de la época de baños, tan necesarios para la salud pública, y considerando las emanaciones pútridas que exhalaban dichos cocederos, ordenaba a los fabricantes dejar aquellos lugares completamente limpios, antes del día 20 de julio”. Debemos situarnos en el contexto de una incipiente burguesía murciana muy ligada al turismo de salud, balnearios y descansos estivales.
Por primera vez es hora de compaginar la economía local de Mazarrón con los orígenes del turismo de playa. En 1 881 se conceden las primeras licencias urbanísticas a pie de playa. Una petición que fue unánimemente refrendada por el Concejo, pues según afirmaron los ediles, “así se mejoraba el ornato público del Puerto, no perjudicando a terceros y verificando un bien para aquellos habitantes, toda vez que aumentaría el número de viviendas”. Y para ofrecer mejoras a los clientes, las casas fueron rápidamente complementadas con un grupo de barracas situadas dentro del mar, cuyo acceso sería posible mediante un puente de madera. Así, los bañistas que pagasen un módico alquiler, dispondrían de un lugar cómodo para desnudarse y vestirse, quedando a salvo de miradas extrañas durante su inmersión. Nace una fiebre que dura hasta nuestros días, la caza de la codiciada “primera linea de playa”.
En la actualidad Mazarrón es uno de los principales y mas completos núcleos turísticos de la región, contando con algo mas de 30.000 habitantes repartidos principalmente entre Mazarrón Pueblo y Puerto de Mazarrón. En verano, la cifra de residentes y veraneantes se multiplica por cinco.

                                                                                                      Antonio Navarro Menchón

Artículo patrocinado por La Merced

a1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s